TEMA DEL AÑO 2017-05-12T18:25:19+00:00

TEMA DEL AÑO

OUR WORLD,  OUR MISSION

El desarrollo sustentable no sólo abarca el concepto de desarrollo respetuoso con el medio ambiente, sino que también se centra en el desarrollo socialmente justo. Su dimensión social, económica y ambiental pueden englobarse en lo que podríamos describir como recursos suficientes para todos. Es un concepto desarrollado a finales del S XX que pretende una homogeneidad y coherencia entre el crecimiento económico de la población, los recursos naturales y la sociedad, evitando comprometer la posibilidad de vida del planeta, ni la calidad de vida de las personas tanto ahora como en años venideros. Tiende a promover una relación equilibrada entre la humanidad y la naturaleza.
Crear y construir un mundo más saludable que contribuya a la mejora de la sociedad y de cada persona  es tarea de todos. Se necesita creatividad, comunicación, ingenio, apertura y movimiento.

El primer paso será  analizar nuestro entorno y el entorno en el cual cada persona se encuentra, para descubrir los aspectos en los que puede ayudar a mejorarlos. Buscando así, en qué se puede contribuir para mejorar los distintos ambientes donde se desarrollan y buscando solventar problemáticas: la Salud Urbana, el ambiente familiar y profesional. En nuestras manos está  ser agentes activos desde el lugar que nos encontremos y buscar solventar problemáticas.

Así por ejemplo la promoción de la salud no es solo tarea exclusiva de la medicina, es decir, no se trata de curar enfermedades sino de prevenirlas en el propio ambiente (hogar, trabajo, etc.) con la contribución en la salud alimentaria y en los hábitos que propician la salud y el bienestar físico y mental.

El desarrollo sostenible está conectado con:

  • Importancia de la alimentación y la dietética: fomentar una dieta saludable para prevenir enfermedades como Diabetes, Cáncer, Hipertensión;
  • Proporción de la salud en los lugares de trabajo: desarrollar medidas para mejorar el estado de salud de los trabajadores/as, tratando de influir en el entorno y en sus prácticas;
  • Mayor uso de los recursos naturales (menos sintético y procesado);
  • Mecanismos de eficiencia energética: el uso de las nuevas tecnologías, procedimientos para reducir el consumo de energía, el buen uso de la maquinaria  y su amortización.
  • Difusión de una cultura saludable;
  • Cuestiones ambientales: desechos tóxicos, reciclaje, etc.
  • Prevención de enfermedades como: soledad, depresión y problemas de salud mental en general.
  • Cuidar las normas éticas y buenas prácticas de higiene en el cuidado de la salud y en la reparación de los alimentos;
  • Promover una planificación urbana que propicie los hábitos saludables y la seguridad;

Mejorar las condiciones de vida en las ciudades, en particular mediante el acceso a viviendas y sistemas de saneamiento adecuados para TODOS.
Asegurar que la infraestructura de las ciudades sea accesible a las personas mayores.
La FAO habla también de “sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición”. De él dice el Papa Francisco que es “una invitación a repensar y renovar nuestros sistemas alimentarios desde una perspectiva de la solidaridad (…) orientando mejor nuestro compromiso de cultivar y cuidar el medio ambiente y sus recursos, para garantizar la seguridad alimentaria y avanzar hacia una alimentación suficiente y sana para todos”.

ÁMBITOS DE APLICACIÓN

BIBLIOGRAFÍA